Eva Hache: Las madres del siglo XXI tenemos más información, pero también más presión

Eva María Hernández Villegas, más conocida por el gran público como Eva Hache, es la protagonista de la entrevista central del primer número de Madresfera Magazine. En la conversación de Diana Oliver con la humorista segoviana abordamos una de sus facetas menos conocidas públicamente, la de madre, un papel que le ha supuesto “una oportunidad bestial para aprender”.

Eva

“A mí, ser madre me ha hecho conocerme mejor, me ha hecho investigar teorías, buscar herramientas y acumular experiencia para intentar ser justa, para poder equivocarme sin miedo y saber rectificar. Pero siempre digo que mi caso es excepcional: tengo tiempo y soltura económica, con lo que puedo afrontar este maremagnum con tranquilidad y humor. No me imagino tener hijos en una situación de prisas y estrés y, sinceramente, no me extraña que para la mayoría de los padres y madres sea mucho más difícil que para mí”, afirma.

La soltura económica, junto a la posibilidad de elegir trabajos, ha permitido a Eva Hache conseguirse una buena conciliación, palabra que sigue siendo una “utopía” para la mayoría de españoles: “Hace falta que las naciones comprendan que tener hijos es algo bueno para todos. Hay que facilitar a las madres y a los padres que afronten la crianza con tranquilidad, sin aprietos económicos o miedos profesionales. Hay que lograr que los niños crezcan sin estrés, aunque sólo sea para que vayan menos al médico en el futuro. Ya hay países que lo hacen bien. Sólo hay que copiar”, reflexiona al respecto.

Ser madre

“En realidad yo pienso que ser madre consiste es decidir, desde el principio, desde antes de embarazarse. Ser madre es optar por uno u otro camino y no temer ir perfilando matices para construir una maternidad a medida”, argumenta la humorista, que reconoce que no le gusta estar hablando “todo el día” de su maternidad, “aunque sea una buena experiencia”, porque considera que también existe un reverso menos maravilloso y edulcorado. “Es complicado seguir siendo mujer, persona, y que la maternidad no eclipse todo lo demás. Encontrar el sitio multitarea al ser padres, cuando antes éramos sólo responsables de uno mismo, es un camino curioso”, apunta.

¿Considera Eva Hache que es más fácil ser madre en el siglo XXI? “No. Para nada. Tenemos información pero también más presión. Debemos seguir siendo igual que antes (mujeres estupendas, trabajadoras aceradas, amantes profesionales) y, además, madres (enfermeras, nutricionistas, cocineras, limpiadoras, animadoras de tiempo ¿libre?). Cualquier decisión se cuestiona, por el entorno, la familia y ¡hasta por los anuncios de la tele!”

Baby Led Weaning y lactancia

Eva_02En una de sus colaboraciones con la revista Smoda y en su aparición en Planeta Calleja, Eva Hache acercó al gran público el concepto de baby led weaning como método de introducción de la alimentación complementaria. A mucha gente, incluido Jesús Calleja, le sorprendió que diese libertad a sus hijos y que no les obligase a comer: “Una de las presiones más brutales que sufrimos es la de la alimentación. El pediatra dice una cosa, la abuela, otra, la suegra, la de más allá… Para mí comer es un grandísimo placer y lo intento compartir con todos, niños o grandes. Lo de no dar papillas o frascos, la verdad, es más interesante, divertido y ¡barato!”

¿Cuidamos poco la alimentación de nuestros hijos? “Hacemos demasiado caso a las marcas de supuestos alimentos. Si cerraran de un día para otro los supermercados mucha gente no sabría qué hacer. En nuestra mesa hay producto de cercanía y sano. Si alguien no lo quiere en ese momento, pues ya merendará. Es imposible que un niño muera de hambre en un país industrializado como este pero sí es fácil que viva con muchos problemas de salud si lo que come es basura disfrazada de comida”, explica.

La humorista segoviana también ha hecho pública varias veces su apuesta por la lactancia materna, una experiencia que “requiere un sacrificio, por muy placentera y satisfactoria que sea”. ¿Qué opinión le merece a Eva Hache el manido debate teta vs biberón? “Lo curioso es que dando teta, dando biberón o vistiendo de azul turquesa, todas nos sentimos cuestionadas y seremos buenas o malas madres dependiendo del rincón desde el que se nos mire. ¿Solución? Como todo, decidir con datos”.

Podéis leer la entrevista completa a Eva Hache en el primer número de Madresfera Magazine.